Análisis: Pikmin 3

Hay que remontarse al año 2001 para hablar del estreno de la que sería la nueva saga de Shigeru Miyamoto que coincidía con la llegada de la nueva consola de sobremesa de Nintendo, la Gamecube. Pikmin se alejaba de todo lo que había creado hasta ahora el creador de Mario, Donkey Kong y The Legend of Zelda. En esta ocasión nos llegaría un juego de estrategia en tiempo real donde nos valdríamos de multitud de pequeñas criaturas de un misterioso planeta para arreglar nuestra nave y volver a casa. Lejos de la accesibilidad típica de los juegos de Nintendo, pese a tratarse de un juego realmente corto, la existencia de un límite de tiempo de 30 días para conseguir todas las piezas complicaba de manera sustancial el reto. Era constante una sensación de apremio, de prisa por aprovechar al máximo todo el día, y esa sensación se ha convertido en el sello de toda la saga. El componente estratégico nos ponía en manos del capitán Olimar, que debía guiar a unos pequeños seres conocidos como Pikmins para conseguir recuperar todas las piezas de su nave. Existían 3 tipos de Pikmin y debíamos ser especialmente cuidadosos para no perderlos todos de una tacada y perder valiosos días. La segunda parte incorporó la presencia de un nuevo jugador y dos tipos más de Pikmin.

Pikmin 3 llega 9 años más tarde, para dar un empujón a las ventas de WiiU, para el disfrute los fans de la saga que pedían desde hace años una nueva entrega de la saga. Recientemente se editaron los dos primeros títulos para Wii, con un control adaptado al wiimote que permitía controlar el  cursor del juego con enorme precisión. Es poco habitual que un control pensado a posteriori se adapte tan a la perfección con un título que no lo había tenido en cuenta pero hay que decir que es muy natural, preciso y  personalmente, no contemplo otra forma más cómoda de jugar a la saga. La tercera entrega de la saga fue planteada originalmente para Wii, pero tras el paso de Nintendo a la Alta Definición se decidió prorrogar el desarrollo del juego y adaptarlo a la nueva consola de Nintendo.

El desarrollo seguiría siendo el mismo, pero en este  caso deberemos controlar a 3 personajes: Alph, Charles y Brittany que han aterrizado de manera brusca en un planeta  y deberán sobrevivir mientras buscan piezas de su nave. El factor de supervivencia es muy importante, ya que deberemos buscar piezas de fruta con las que crear un zumo que nos servirá de alimento para no morir de hambre y terminarse la partida. Cada día en el juego consume una ración de zumo, así que deberemos estar pendientes a las reservas y contínuamente buscar nuevas piezas de fruta. Este factor alarga la vida del juego al plantearnos el reto de conseguir los 66 tipos de fruta que se esconden en las recónditas zonas del planeta.

Tipos de Pikmin:

Los brotes de Pikmin nacen en una cebolla en la que duermen al caer la noche y que nos permite almacenar una cantidad infinita de cada uno de ellos. Existen 5 tipos de Pikmin ( más dos exclusivos del modo misiones ) pero solo podremos tener hasta un número de 100 en la superficie. Es por lo tanto crucial, esgrimir una estrategia antes de lanzarnos a explorar y pensar en que tipo de Pikmins nos conviene y cuales no.

  • Pikmins Rojos: Inmunes al fuego y los más efectivos en el combate.
  • Plkmins Azules: Resistentes al agua
  • Pikmins Amarillos: Pueden lanzarse más alto. Resistentes y conductores de electricidad.
  • Pikmins Tipo Roca: La dureza de su capa de piedra les permite romper cristales y armaduras.
  • Pikmins Voladores: Efectivos contra enemigos alados. Transportan de manera más rápida los objetos.

3 tipos de control:

Gamepad de Wiiu: Este modo de juego nos permite aprovechar la pantalla del mando como un mapa donde veremos en tiempo real las localizaciones de nuestro objetivo.

Wiimote + Nunchunk: El modo más preciso y natural. Con el joystick controlaremos a nuestro personaje mientras que con el wiimote manejaremos el cursor con el que apuntaremos a la pantalla y mandaremos a los Pikmins con gran efectividad. También podemos consultar el Gamepad en forma de mapa si lo tenemos cerca.

Classic Controller: Funciona del la misma manera que el Gamepad pero no muestra ningún tipo de información al no disponer de pantalla. El tipo de control más clásico.

Pikmin 3 no es un vendeconsolas ni una saga que mueva a las masas pero es una experiencia que todos deberíamos experimentar. El factor de exploración en un desconocido planeta, la impresionante flora y fauna que nos encontramos. El paso del tiempo y el ser conscientes de nuestro aprendizaje al aprovechar  cada vez más los días es algo que otorga una gran satisfaccíon al jugador. En este sentido esta entrega se ha simplificado un poco pero sin perder su esencia. Ya no existe un límite de tiempo para completar el juego y al ser tres personajes podremos dividir nuestras tareas, pero la sensación de agobio y prisa se mantiene, al tener que echar un vistazo constantemente a nuestras reservas de fruta. Dispone de un modo misiones en cooperativo, ranking online y funcionalidades y publicación de imágenes con la cámara en Miiverse.

Uno de los mejores títulos del  catálogo de WiiU, uno de aquellos juegos que sirven como experiencia y que con el tiempo se van convirtiendo en pequeñas joyas. Tan detallista y preciosista que nos encanta perder el tiempo y simplemente pasear por este jardín virtual lleno de pequeños detalles. Esperemos que no tenga que pasar tanto tiempo para que nuestra nave se vuelva a estrellar.

Nota: 8

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s