Análisis: Evoland

Nicolas Cannasse  deslumbró a todos en el Ludum Dare de 2012, una competición que consistía en realizar pequeños proyectos en 48h. El tema escogido fue la evolución en el género de los RPG. Trás el éxito decidió ampliar la plantilla y dedicarse enteramente a Evoland, que podemos disfrutar en las rebajas de Steam de estos días por 4.99€.

Evoland supone un viaje en el tiempo, una visita guiada de la mano de los mejores del género que resultará una lección de historia por el mundo de los Role Playing Games. Cabe destacar que todo el mundo puede disfrutar de este título, pero sólo los más curtidos en el género podrán disfrutar de los chistes y guiños a títulos como The Legend of Zelda, Dragon Quest, Final Fantasy VII, Secret of Mana o Diablo. Los primeros compases del juego serán los más originales ya que solo nos podremos mover hacia una dirección hasta encontrar un cofre que nos desbloqueará otra dirección. Esta es una de las premisas y grandes virtudes de este título. Empezaremos con una estética y un movimiento de 8 bits pero pronto iremos desbloqueando nuevas mejoras gráficas, texturas, barras de vida y multitud de cambios que tendrán influencia directa en las mecánica del juego y el sistema de combate. Las primeras horas nos recordarán irremediablemente a The Legend of Zelda. Encontraremos nuevos items, superaremos complejas mazmorras y resolveremos puzzles con flechas y bombas. La segunda mitad del juego está claramente inspirada en Final Fantasy VII, con nombres como Kaeris, Sid o Sephyros.

Probablemente el gran defecto de Evoland sea su falta de ambición. Después de ver como es capaz de realizar un perfecto homenaje con unas geniales mazmorras y un original sistema de juego con viajes en el tiempo incluídos acaba finalizando de una forma prematura, absorbida por la propia parodia de Final Fantasy VII. Nos hemos quedado con las ganas de ver más integraciones inesperadas como la del genial Diablo que nos cambia totalmente el sistema de juego y nos mete en una cueva de la que no paran de salir arañas que dejan un reguero de monedas, objetos y pócimas curativas.

El mapa del mundo funciona a la perfección y nos anima a visitar zonas ya exploradas en busca de las Evostars y la colección de cartas de un maravilloso homenaje al juego de cartas que vimos en Final Fantasy VIII y que podría considerarse otro juego aparte capaz de mantenernos enganchados durante horas.

Evoland no es un mal juego, y que le pidamos un poco más dice mucho de su increíble propuesta. Tanto si os gusta el género o queréis una aventura sencilla con la que realizar un viaje por vuestra infancia, su adquisición merece la pena. Una experiencia que disfrutarán los más nostálgicos pero que  divierte a todo el mundo.

Nota: 6.5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s